¿Funciona el Crowdfunding en España?

Las experiencias de Kickstarter en Estados Unidos no siempre son aplicables a España. Sin embargo, empresas como Crowdcube o Sociosinversores, por hablar de las que conozco personalmente, han sabido conseguir ya, incluso en España, el suficiente número de pequeños inversores para conseguir financiar aumentos de capital entre 25 y 500.000 euros.

¿Es adecuado el crowdfunding para cualquier start-up?


En realidad no. Funciona sobre todo, en entornos en los que los inversores son, al mismo tiempo, usuarios de la compañía o pueden serlo. De esa manera se consigue el dinero necesario y la demostración de que muchos entienden el negocio y está dispuestos a usarlo apostando por el con una, más o menos, pequeña inversión.

En cualquier caso, no es un proceso estático. Hay que perseguirlo desde el inicio e intentar que no decaiga por el camino. Lo ideal es que vayan entrando inversores, poco a poco, a lo largo de todo el día y para ello hay que estarlo moviendo constantemente en las redes sociales y con inversores a los que lleguemos directamente.

En mi caso la experiencia de Brainlang.com ha sido tremendamente positiva y, además de ir ya cerca del 125% que es el máximo que permite la reglamentación actual, nos ha servido para capturar casi 1.000 usuarios que usan el producto en prueba y nos proporcionan la información que necesitamos para mejorarlo constantemente.

Conviene disponer de una buena muestra del producto o servicio que se quiere lanzar y utilizar a los inversores como usuarios iniciales dándoles ventajas únicas por su inversión. Es clave que se consideren enseguida parte del proyecto y participen activamente en su mejora y en el descubrimiento de sus posible problemas.

Quien crea que pone un proyecto en un entorno de crowdfunding y le llueven los inversores se equivoca. Los inversores tienen la tendencia a no hacer nada hasta que empiezan a ver que el proyecto tiene tracción y que las inversiones suben cada día. Se crea una sensación de urgencia cuando se ve que la cifra va acercándose a su total.

El primer 20 o 30 por ciento de la inversión son la clave y conviene seguirlo muy de cerca.


De cualquier manera, estamos todavía al inicio de este tipo de financiación en España y no es posible, como parece que es el caso en EE.UU o Inglaterra, conseguir cerrar una ronda de más de un millón en un solo día.

Así que, si estáis pensando en utilizar el crowdfunding para vuestro próximo proyecto, prepararos para “curraros” las acciones de seguimiento en redes sociales y foros en los que estén vuestros mejores clientes potenciales.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados

El rol de los evangelistas

El rol de los evangelistas

Estoy hablando de tecnología, no podía ser otra cosa en este entorno Baquiano. Hay muy pocas empresas españolas que los utilicen. Sin embargo, en las empresas americanas, son ya parte de un paisaje cambiante que necesita de gente capaz de… evangelizar. Están al tanto...

Mirai: La seguridad me aburre… siempre que funcione claro

Mirai: La seguridad me aburre… siempre que funcione claro

Y ése es precisamente el problema. Los hackers han existido siempre y el software de seguridad también. En realidad ha sido una constante en el desarrollo de ordenadores que se ha visto incrementada con las crecientes conexiones a Internet de los PC, y ahora de los...

Ayudar sin pedir nada a cambio

Ayudar sin pedir nada a cambio

La red, es sus inicios, era cosa de muy pocos, tuve mi primer correo electrónico cuando apenas éramos 100.000 usuarios en todo el mundo. La inmensa mayoría por supuesto, eran americanos. Era un época en la que pertenecer a Internet era cosa de académicos, militares y...

rodolfo-carpintier-cardom-logo

Email

rodolfo@rodolfocarpintier.com

© 2023 Cardom Digital S.L. by Rodolfo Carpintier