La plataforma online que da vida

Leeros este artículo de Fast Company. No tiene desperdicio. Lo que empieza siendo una preocupación antigua -la preocupación por el maltrato animal en pruebas científicas- termina siendo una nueva aproximación al Ser Humano 3.0 de Kurt Kuzweil. La creación de una plataforma abierta a todos los científicos que simule el cuerpo humano y les permita experimentar drogas de todo tipo sin usar animales de laboratorio tiene un gran porvenir.

Este tipo de plataforma abierta avanzaría a toda velocidad impulsada por miles -cientos de miles quizás- de científicos que, desde cualquier parte del mundo y de cualquier especialidad la fueran mejorando y consiguieran abaratar y potenciar el desarrollo de nuevos fármacos.

La reflexión, mucho más allá de la aplicación obvia para el desarrollo de nuevas medicinas, es que pronto dispondremos de la capacidad de simular cualquier tipo de entorno por complejo que sea, desde el cuerpo humano hasta los efectos de una ola de 18 metros en el entorno de la ciudades costeras de una zona concreta.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados

El rol de los evangelistas

El rol de los evangelistas

Estoy hablando de tecnología, no podía ser otra cosa en este entorno Baquiano. Hay muy pocas empresas españolas que los utilicen. Sin embargo, en las empresas americanas, son ya parte de un paisaje cambiante que necesita de gente capaz de… evangelizar. Están al tanto...

Mirai: La seguridad me aburre… siempre que funcione claro

Mirai: La seguridad me aburre… siempre que funcione claro

Y ése es precisamente el problema. Los hackers han existido siempre y el software de seguridad también. En realidad ha sido una constante en el desarrollo de ordenadores que se ha visto incrementada con las crecientes conexiones a Internet de los PC, y ahora de los...

Ayudar sin pedir nada a cambio

Ayudar sin pedir nada a cambio

La red, es sus inicios, era cosa de muy pocos, tuve mi primer correo electrónico cuando apenas éramos 100.000 usuarios en todo el mundo. La inmensa mayoría por supuesto, eran americanos. Era un época en la que pertenecer a Internet era cosa de académicos, militares y...

rodolfo-carpintier-cardom-logo

Email

rodolfo@rodolfocarpintier.com

© 2023 Cardom Digital S.L. by Rodolfo Carpintier