No tan Bla, bla, bla

Hoy se anuncia en varios medios la operación que se firmó hace unos días de la ampliación de Blablacar, a una valoración de Unicornio y en la que la compañía Cabiedes & Partners ha aprovechado para desinvertir una parte importante de su participación. Mis felicitaciones a Luis y José que, de nuevo, demuestran que la experiencia es un grado.

Digamos que los unicornios se acercan a España. Este es francés pero ya está pasando a enriquecer la lista corta de este tipo de grandes inversiones en Europa. Que sea Index Ventures quien lidera la ronda y asume una valoración superior a los 1.000 millones de dólares, quiere decir que tienen un gran proyecto para la empresa.

La industria del compartir no ha hecho más que empezar y ya está creando problemas de todo tipo a las empresas tradicionales y a las leyes pensadas para una economía de la propiedad. ¿Como se llega a este tipo de valoraciones? Con resultados excelentes por supuesto. No conozco las cifras de Blablacar pero seguro que está creciendo por encima de los 500K de usuarios al mes.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados

El rol de los evangelistas

El rol de los evangelistas

Estoy hablando de tecnología, no podía ser otra cosa en este entorno Baquiano. Hay muy pocas empresas españolas que los utilicen. Sin embargo, en las empresas americanas, son ya parte de un paisaje cambiante que necesita de gente capaz de… evangelizar. Están al tanto...

Mirai: La seguridad me aburre… siempre que funcione claro

Mirai: La seguridad me aburre… siempre que funcione claro

Y ése es precisamente el problema. Los hackers han existido siempre y el software de seguridad también. En realidad ha sido una constante en el desarrollo de ordenadores que se ha visto incrementada con las crecientes conexiones a Internet de los PC, y ahora de los...

Ayudar sin pedir nada a cambio

Ayudar sin pedir nada a cambio

La red, es sus inicios, era cosa de muy pocos, tuve mi primer correo electrónico cuando apenas éramos 100.000 usuarios en todo el mundo. La inmensa mayoría por supuesto, eran americanos. Era un época en la que pertenecer a Internet era cosa de académicos, militares y...

rodolfo-carpintier-cardom-logo

Email

rodolfo@rodolfocarpintier.com

© 2023 Cardom Digital S.L. by Rodolfo Carpintier