Subrayar libros e implementar sus enseñanzas

Carlos, uno de mis lectores de mi newsletter, me hace la pregunta sobre si soy de esas personas que les gusta subrayar libros … y me parece lo suficientemente interesante como para responderla en abierto a todos desde el blog.

Al abordar estos temas, comparto mis propias experiencias y estrategias, y también te da, ideas prácticas que puedes implementar.

Y todo esto se alinea con mi enfoque de contar historias y compartir conocimientos.

Después del email y el artículo del miércoles «Leer llena la vida«, Carlos sigue preguntándome:

Estas fueron las preguntas de Carlos:

  • “¿Tú lees y subrayas los libros?
  • ¿Relees?
  • ¿Sacas conclusiones al final del libro, las memorizas y pones en práctica o cómo lo haces?”

Pues no, nunca me ha gustado subrayar libros.

Antes, porque lo marcabas para siempre y era difícil de prestar a nadie. Hoy, que lo puedes hacer digitalmente, tampoco he sido capaz de coger esa costumbre.

Releo de vez en cuando, poco, siempre busco algo nuevo.

Saco conclusiones y lo que hago es hacer una presentación sobre temas del libro que me hayan causado una buena impresión.

Muchas de estas presentaciones son la clave de mis correos, sí, esos que recibís a diario.

Intento poner en práctica lo que aprendo y me parece productivo.

Lo pruebo personalmente y lo incorporo a mis ejercicios con clientes.

  • “Cómo relacionas/jerarquizas la intuición,
  • las decisiones basadas en datos,
  • perseguir lo que quieres sin caer en el romanticismo,
  • ser un visionario y no reinventar la rueda?
  • ¿Y qué me dices de no hacer lo mismo que el 99% de la gente y cómo ser diferente en el mercado?”

Con el tiempo y la experiencia he aprendido a hacerle mucho caso a mi intuición, pero también intento contrastarla con datos concretos.

Nunca he sido de reinventar la rueda, de hecho, una de mis aportaciones a los clientes de CARDOM Digital, es precisamente ayudarles a saber que mucho de lo que están intentando inventar, existe y está ya probado.

Ser diferente sí es una habilidad importante y la cultivo lo mejor que puedo.

Para ofrecer soluciones habituales hay mucho consultor suelto.

Algunos muy buenos.

A mí me gusta la diferenciación y odio la discusión sobre precio.

Leer mucho me da amplitud de miras, me sorprende de vez en cuando y siempre me enriquece como persona.

Me encanta verme sonreír, a cada rato mientras leo un libro y reconozco hábitos que ya he visto con anterioridad, o que son ya parte de mis conocimientos.

Leer es la capacidad de recrear imágenes virtuales de mundos que te describen en el libro que lees en ese momento.

Gracias por tus preguntas, Carlos.

Recuerda: leer es crecer, pero implementar es triunfar.

Estoy aquí para guiarte en este emocionante viaje hacia el éxito empresarial… Conoce ImpulCEO para trasladarlo a la vida real y profesional.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados

Crecer comprando otras empresas

Crecer comprando otras empresas

Hay una forma de expandir de manera rápida la base de clientes y las capacidades tecnológicas… Que en ciertos ámbitos está de moda. El objetivo es crecer comprando otras empresas. "Crecer de manera incremental comprando empresas de tu sector o incluso de sectores...

Toca apretar el culo. Las prisas no son buenas consejeras

Toca apretar el culo. Las prisas no son buenas consejeras

Como dice la frase “las prisas no son buenas consejeras”. No sé quién lo dijo por primera vez, pero tenía más razón que un santo. Nos pasaba en la universidad, que dejabas hasta el último día estudiar para el examen. Te pasaba en la discoteca, que apurabas minutos...

rodolfo-carpintier-cardom-logo

Email

rodolfo@rodolfocarpintier.com

© 2024 Cardom Digital S.L. by Rodolfo Carpintier