Propósitos o despropósitos. Coge papel y boli.

Tic… tac… Quedan 3 días para 2024 y te enfrentas a una elección crítica. Empiezan los “típicos” propósitos, tanto personales (Dejar de fumar, hacer más deporte, comer mejor, aprender otro idioma, …) como profesionales (Cambiar o dejar el trabajo, decir más menudo “no”, abrirse al mercado internacional, liderar un nuevo proyecto, emprender en tu propio negocio…)

¿Se conocen casos reales de gente que los cumpla?

¡Fíjalos y a por ellos!

El caso es que, factibles o no, suponen una motivación extra.

En el mundo de las empresas, sobresalen los que planifican y no lo dejan al azar.

Así que te pregunto…

¿Ya planificaste los objetivos de tu negocio o departamento para el próximo año?

Si tienes que pensarlo más de un segundo, la respuesta es NO y, por eso, tengo algo para ti.

No puedes esperar que los números salgan adelante sin esfuerzo. En esa decisión que estás retrasando tomar. Que estás dilatando si es que sí o es que no. Un pequeño dolor de cabeza continúo que tienes cuando te levantas y cuando te vas a acostar. Esa mosca detrás de la oreja.

No haber cumplido con los propósitos del año anterior no debe ser un impedimento.

“Querer es poder”

Debes marcarte unos objetivos realistas, medibles, coherentes y alcanzables.

Siempre es buen momento para empezar, ¿verdad?

Esas decisiones que sabes que tienes que tomar, actuar, hacer algo con ellas, sea en una dirección o en otra.

Quiero que las pienses y no sólo eso, sino que las apuntes en un papel. Haz una lista y ordénalas de mayor a menor dificultad. Luego plántales cara empezando por las más sencillas.

Propósitos y despropósitos navideños

Estas Navidades he estado viendo de todo.

Conozco a padres que dicen que lo más importante para ellos son sus hijos.

Y luego no pasan ni una hora al día con ellos.

Amigos que exaltan el valor de la amistad sobre todas las cosas.

Y que sólo vemos un par de veces al año de milagro.

Autónomos y empresarios que dicen que lo más importante en su negocio es conseguir ventas.

Y hacen de todo menos invertir en ser un gran vendedor o buenos comerciales.

Mete en tu agenda lo que te importa.

Consulta a tus empleados o equipo, porque son el activo más importante de la empresa.

Conoce todos los puntos de vista de los trabajadores. Se sentirán más escuchados – valorados – motivados – fidelizados.

¿Qué decides? ¿Quieres alcanzar tanto las metas individuales como colectivas?

Fomenta el trabajo en equipo, el aprendizaje mutuo y el refuerzo de competencias.

Establece unos objetivos SMART:

  • Specific (específico)
  • Mensurable (medible)
  • Achievable (alcanzable)
  • Relevant (relevante)
  • Timely (temporal)

Como te digo, todos podemos mejorar en mayor o menor medida nuestra vida y la de los que nos rodean. Si se quiere, se puede, ¡no hay excusas!.

Con este artículo quiero darte las gracias por formar parte de esta interesante comunidad. Un tiempo donde nos hemos ido conociendo y que me ha servido para aprender muchísimas cosas.

Mañana será el último email y post de este 2023.

Rompe el bucle y hagamos algo juntos el próximo año.

Otros artículos relacionados:

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados

Crecer comprando otras empresas

Crecer comprando otras empresas

Hay una forma de expandir de manera rápida la base de clientes y las capacidades tecnológicas… Que en ciertos ámbitos está de moda. El objetivo es crecer comprando otras empresas. "Crecer de manera incremental comprando empresas de tu sector o incluso de sectores...

Toca apretar el culo. Las prisas no son buenas consejeras

Toca apretar el culo. Las prisas no son buenas consejeras

Como dice la frase “las prisas no son buenas consejeras”. No sé quién lo dijo por primera vez, pero tenía más razón que un santo. Nos pasaba en la universidad, que dejabas hasta el último día estudiar para el examen. Te pasaba en la discoteca, que apurabas minutos...

rodolfo-carpintier-cardom-logo

Email

rodolfo@rodolfocarpintier.com

© 2024 Cardom Digital S.L. by Rodolfo Carpintier