Antes de acabar en urgencias

No te alarmes, no he acabado en el hospital, aún sigo como un roble. Pero tu empresa sí puede acabar en reanimación y urgencias.

Esta semana, he estado de visita hospitalaria, aunque por un motivo algo más positivo: El nacimiento del hijo de un amigo.

Sin embargo, entre salas de espera y gente de un lado para otro, me fijé en cómo se comportan muchas personas llegado el momento.

Generalmente, acabamos en el hospital por una enfermedad que nos diagnostican los médicos. A menudo, cuando ya nos empieza a doler o notamos algo extraño en el cuerpo que no nos cuadra.

Sin embargo, muchas veces, no ponemos remedio o prevenimos antes de que suceda.

Es como si alguien que fuma, luego acaba con cáncer de pulmón. Antes o después se venía venir.

Lo mismo pasa con tu negocio.

Hay señales y luces de emergencia, que indican que algo va mal o no funciona cómo debería.

En lugar de ponerle remedio, seguimos dejándolo pasar. Hasta que llegado el momento, las facturas o los números hacen que la empresa se vaya a pique y no tenga curación.

Si no quieres quedarte sentado en la sala de espera, nervioso, preocupado y preguntándote cómo llegaste a ese punto.

Mejor anticiparse y lidiar con cualquier tipo de crisis, problemas y desafíos que podrían haberse evitado.

A veces, nos encontramos en urgencias buscando una solución rápida para aliviar el dolor o resolver una dolencia.

Incluso luego vamos a matacaballo y, como escribí hace unas semanas, “Las prisas no son buenas consejeras”.

¿No es esto similar a cómo algunas empresas se enfrentan a los problemas?

¿Qué pasaría si pudieras cambiar este enfoque y ser proactivo en lugar de reactivo?

Al igual que cuidamos nuestra salud con chequeos regulares y hábitos saludables, debes hacer lo mismo con tu empresa.

Siempre comento que no te de miedo hacer una consultoría cada cierto tiempo.

Pero eso puede indicarte el cómo estás ahora.

La estrategia que usas hoy estará anticuada mañana.

La forma en que la usas, también.

Por eso tienes que ver más allá y no quedarte en un simple chequeo rutinario.

Debes analizar de cerca las operaciones, identificar posibles áreas de riesgo, mejorar los puntos de innovación y digitalización, enfocarte en esos productos en los que sacar más rentabilidad…

Cuando entendemos mejor nuestro cuerpo y cómo cuidarlo, estamos más equipados para prevenir enfermedades futuras.

Igual ocurre con tu negocio.

Conoce sus entrañas y genera soluciones más completas.

Poco más que añadir.

Bueno sí, una cosa más.

No soy médico, pero sí he visto muchas empresas en mi vida.

Por ello, con mis sesiones de Discovery e IMPULCEO, te quedará claro en qué departamento deberás invertir más, sobre qué objetivo poner el foco, qué hacer para mejorar las cifras y beneficios de tu compañía…

Y, sobre todo, cómo hacer que tu empresa NO acabe en la UCI de aquí a unos años.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados

Cómo ganar amigos e influir sobre las personas

Cómo ganar amigos e influir sobre las personas

Recientemente he leído de nuevo, el libro de Dale Carnegie, “Cómo ganar amigos e influir sobre las personas” y, aunque ya lo tenía olvidado, me reconfirma que es un libro que todos deberíamos leer cuando se cumplan los 17 años. ¿Y tiene validez ahora para mi empresa?...

Formación salvaje por Isra Bravo

Formación salvaje por Isra Bravo

No soy copywriter, vaya ello por delante. He estado en la membresía de Isra Bravo durante un par de años y ahora he comprado su Formación Salvaje. Pues, si no eres copywriter ¿para que has invertido tiempo y dinero en esto? Creo que siempre viene bien aprender cosas...

Lo que se puede aprender: educar a los empleados

Lo que se puede aprender: educar a los empleados

La formación de tu equipo puede ser la clave para diferenciarte de la competencia y asegurar el crecimiento de tu negocio… Bueno, no es gratis, pero sí muy asequible. Pocas empresas usan los recursos que se ofrecen por la red. Sobre todo, las PYMES no están demasiado...

rodolfo-carpintier-cardom-logo

Email

rodolfo@rodolfocarpintier.com

© 2024 Cardom Digital S.L. by Rodolfo Carpintier