Experto de verdad o de pacotilla. Cada día «más tontos»

Lee con atención, porque está en boca de todos esto de ser un experto en algo. Curioseando por LinkedIn vi una publicación de Macarena Estévez (inversora en IA, metaverso y nuevas tecnologías), a quien conozco personalmente, que me gustó mucho.

“Creo que dejarnos llevar por la Inteligencia artificial (IA) generativa va a llevar a mayor tasas de alzhéimer”

Una frase que me hizo pensar.

Sabéis que soy fiel seguidor de todo lo tecnológico y lo recomiendo a las empresas en las que asesoro. Sin embargo, a la frase anterior no le falta razón.

Cada día somos más comodones y, en ocasiones, “más tontos”.

Cierto que nos facilitan la vida.

Pero no podemos poner todos los huevos en la misma cesta.

Antes, para buscar cualquier cosa, tenías que tirar de ingenio. Buscando en libros, periódicos, pasando por la enciclopedia Espasa Calpe, la Encarta, en Google y, ahora, preguntando a la Wikipedia o por TikTok y ChatGPT.

Buscamos la inmediatez y el trabajo rápido sin saber a veces cómo llegar a esa conclusión.

Antes, para rellenar tu tesis, investigar para un trabajo o buscar una duda que te surgía, indagabas en los confines, aprendiendo “sin querer” hasta encontrar el resultado de todo lo leído por el camino.

Hay veces que pongo Pasapalabra o cualquier otro concurso y alucino con la velocidad mental de muchos participantes.

Y es que mantener el cerebro activo ayuda a conservar y mejorar su funcionamiento, y retrasar enfermedades como el Alzheimer.

Tengo claro que más IA implica menos necesidad de memorizar. Todo se nos da hecho: ¡hasta los idiomas!

Pero, a veces, se nos olvida razonar.

¡Cuidado con delegar demasiado!

¡Cuidado con pensar que hacemos muchas más cosas, cuando en realidad casi no hacemos nosotros ninguna!

Sólo nos lo pone más fácil.

«Eres un experto en …«

Yo, por ejemplo, uso ChatGPT y otras herramientas que me solucionan y me facilitan mucho el día a día.

Hace unos meses, cuando quería escribir o resolver alguna duda le preguntaba:

«Eres un experto en …«

Así empezaba al principio todos mis prompts de IA y luego le daba el contexto.

Ya lo tengo casi amaestrado y lo hago de forma diferente.

Recuerda que el experto eres tú.

“AI makes dumb people dumber and smart people smarter”

Ya sea por pereza o buscar la inmediatez, olvidamos que esta tecnología es sólo una herramienta.

Recuerda que la experiencia implica no sólo conocimiento, sino también práctica, juicio y la capacidad de contextualizar información en situaciones complejas.

Una IA puede tener acceso a una vasta cantidad de información, lo que hagas luego con ella es lo que realmente tiene valor. La IA está alimentada por datos, procesamiento del lenguaje, algoritmos, patrones y programación, luego está en tu tejado la opinión, sesgo, juicios, ética y sentimientos.

Experiencias subjetivas o personales que le darán un plus.

Ya lo dice el refrán: “el que mucho abarca, poco aprieta

Veo a muchos directivos o CEOs que dominan una materia (la que sea) y ahí se quedan. No digo que debas saber de todo, eso es casi imposible. Siempre hay alguien que sabe más de algo que tú.

Pero tienes que tener unas nociones en diversos ámbitos (tecnología, finanzas, ventas, rrhh…) para poder dirigir a tu equipo, pedirle algo a un departamento que a lo mejor no sabíais hasta el momento para mejorar los resultados, que te presenten unos datos y de un vistazo ya puedas hacerte una idea de si la empresa tiene buenos números.

Ni debes ni puedes quedarte atrás. Es el futuro, de eso no te quepa duda. Pero no te vuelvas más tonto y comodón. Tienes que saber interpretar y no dejarlo todo en manos de una máquina.

Pues lo mismo con todo lo que te responda ChatGPT después de «soy experto en …«

Que no te sustituya, que te complemente.

No lo olvides.

Ya lo decía en uno de mis primeros libros: “Internet puede salvar tu empresa… o hundirla”, pues ahora cambia la palabra Internet por Inteligencia Artificial y transforma tu empresa en una de éxito del siglo XXI.

Si quieres poner tu negocio al día y no quedarte atrás, no dudes en escribirme para que veamos juntos cómo dar un impulso a tu empresa aplicando una metodología efectiva que sí mejorará tus resultados.

Objetivos realistas, alcanzables y escalables. Aquí lo podemos conseguir juntos.

Nada más por hoy.

Los días pasan y a final de mes toca ver los resultados de facturación, pagar nóminas y, en pocas semanas, comenzar un nuevo año.

Otros artículos relacionados:

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados

Crecer comprando otras empresas

Crecer comprando otras empresas

Hay una forma de expandir de manera rápida la base de clientes y las capacidades tecnológicas… Que en ciertos ámbitos está de moda. El objetivo es crecer comprando otras empresas. "Crecer de manera incremental comprando empresas de tu sector o incluso de sectores...

Toca apretar el culo. Las prisas no son buenas consejeras

Toca apretar el culo. Las prisas no son buenas consejeras

Como dice la frase “las prisas no son buenas consejeras”. No sé quién lo dijo por primera vez, pero tenía más razón que un santo. Nos pasaba en la universidad, que dejabas hasta el último día estudiar para el examen. Te pasaba en la discoteca, que apurabas minutos...

rodolfo-carpintier-cardom-logo

Email

rodolfo@rodolfocarpintier.com

© 2024 Cardom Digital S.L. by Rodolfo Carpintier