Reinvención: Nos pueden los extremos

Volver a inventarse, reinventarse. ¿Cómo persona? ¿Reinvención cómo empresa?

Mantener la curiosidad es una buena forma de cambiar de criterio.

He recibido un correo de un miembro de esta comunidad que me dice que la abandona porque no le gustó un comentario que hice sobre alguien en concreto.

Mejor dicho, con sus estadísticas.

Si no estás de acuerdo con unas estadísticas concretas porque no avalan en lo que crees, intenta razonar, aportar otras y abramos una discusión sensata.

La sensatez que falta en nuestra sociedad es fruto de los extremos.

Nadie cuestiona los datos oficiales y los que lo hacen, son vilipendiados y condenados al ostracismo.

Pasa también en las empresas.

Pocos cuestionan al propietario y éste no acostumbra a contar con las ideas de los demás.

Nos estamos convirtiendo en una sociedad que no sabe discutir de manera reflexiva, argumento bien razonado contra argumento bien razonado.

Nos pueden los extremos.

O soy o no soy.

¿Qué?

¿Un ser incapaz de pensar por ti mismo?

De analizar los datos y formarte un concepto en base a los datos.

Si estos datos no te gustan, tengo otros – al estilo de los hermanos Marx-. Yo creo que lo lógico e inteligente, tanto a nivel personal como empresarial, es analizar lo que te cuentan, comprobar sus datos y crearte una opinión fundamentada en información fiable.

Y, sí, ya sé, cada día es menos probable que la información te llegue sin adulterar.

Precisamente por ello, hay que ser crítico y perseguir la noticia y el cambio hasta sus fuentes.

En la empresa tenemos que plantearnos constantemente la reinvención.

El que inventen otros, del clásico empresario de PYME, debe ser sustituido por no hay empresa pequeña que no pueda reinventarse para convertirse en otra mucho mayor.

Siento cada lector que me abandona y, sobre todo, lo siento por él, en este caso, por no ser capaz de tener una discusión y llegar a un acuerdo sobre quién tiene razón.

Pregunta mucho, y escucha.

Sí, también a los más jóvenes, sus perspectivas enriquecerán tu empresa.

Aprenderás más y mejor.

Busca el talento interno y lee mucho sobre el externo.

Eso requiere apertura de mente… Aprende, aprende siempre.

Otros artículos relacionados:

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados

Cómo ganar amigos e influir sobre las personas

Cómo ganar amigos e influir sobre las personas

Recientemente he leído de nuevo, el libro de Dale Carnegie, “Cómo ganar amigos e influir sobre las personas” y, aunque ya lo tenía olvidado, me reconfirma que es un libro que todos deberíamos leer cuando se cumplan los 17 años. ¿Y tiene validez ahora para mi empresa?...

Formación salvaje por Isra Bravo

Formación salvaje por Isra Bravo

No soy copywriter, vaya ello por delante. He estado en la membresía de Isra Bravo durante un par de años y ahora he comprado su Formación Salvaje. Pues, si no eres copywriter ¿para que has invertido tiempo y dinero en esto? Creo que siempre viene bien aprender cosas...

Lo que se puede aprender: educar a los empleados

Lo que se puede aprender: educar a los empleados

La formación de tu equipo puede ser la clave para diferenciarte de la competencia y asegurar el crecimiento de tu negocio… Bueno, no es gratis, pero sí muy asequible. Pocas empresas usan los recursos que se ofrecen por la red. Sobre todo, las PYMES no están demasiado...

rodolfo-carpintier-cardom-logo

Email

rodolfo@rodolfocarpintier.com

© 2024 Cardom Digital S.L. by Rodolfo Carpintier