Menos lobos, caperucita: el spanglish en los negocios

Esta semana, he visto varios proyectos y hay algo que me ha sorprendido del spanglish utilizado y que se repite en muchos de ellos e incluso en algunas empresas que asesoro.

Pasa igual que en el mundo de los emprendedores. Tanto el autonombrado CEO (cuando son sólo 2 ó 3 en la empresa), como el compañero que se presenta como Director de Marketing, usan una terminología que, a lo mejor a alguien de fuera pueda impresionar, y te hacen pensar que saben de lo que hablan ‘like a boss’.

Cuando realmente son sólo adornos en el vocabulario que en ocasiones ni entienden. Touché.

Spanglish y postureo puro y duro. Think outside the box.

Son muchos años. Más de 50 en el mundo empresarial, tecnológico y de inversión.

Y, por supuesto, leo, aprendo y me renuevo cada día para seguir al día de todas las novedades.

Algo que veo cada vez más, es incluir “palabrejas” en inglés o siglas como para dárselas de importantes o parecer más técnicos, cuando realmente es lo mismo de siempre retorcido con otro nombre o acrónimo.

Sobre todo, en el mundo de internet y del marketing, los anglicismos en el trabajo son el pan nuestro de cada día y, existe un poco de “agilipollamiento” colectivo laboral.

Ole su arrojo y su valentía. No todo el mundo tiene las ganas y la voluntad de ponerse delante de alguien con muchos más años de experiencia y vender su proyecto.

Seguramente saben mil veces más que yo en ese tema que presentan, pero como siempre les digo: «Menos lobos, caperucita«.

Ahora explícamelo como si se lo estuvieras contando a alguien que no te conoce o incluso si fuera tu madre.

Explícamelo con tus propias palabras. No hace falta que me metas términos en otros idiomas si no vienen al caso.

Una conversación en spanglish que, aunque se sobreentiende, en ocasiones es difícil de seguir.

Mejor que sea como la sal y en la medida justa.

¡Ese spanglish tan ‘cool’…, tan ‘ridiculous’!

Cierto es que los anglicismos están a la orden del día. No hay mucho que discutir y es casi inevitable.

El inglés es un básico (ya no un valor extra), pero si con quien estás hablando cara a cara tiene tu misma lengua nativa, ahórratelo y guárdalo para cuando vayas a otros foros de emprendedores, networking o, mejor aún, cuando te abras a nuevos mercados o vender tus ideas internacionalmente.

Hablo varios idiomas y no me importa que incluyan términos de “entrepeneur”, pero si 2 de cada 3 palabras son para colar una palabra molona, empiezo a dudar de tu valía.

Oro parece, plata no es.

Tampoco estoy para ponerme purista. Algunos dirán que por cada palabra en inglés hay dos, tres o más en castellano que dicen lo mismo. Defensores del español y lengua de Cervantes.

Pero todo cambia y nadie puede detener la manera de expresarse.

Ya veo a los bots y herramientas de inteligencia artificial metiendo el “bro” o como hace Llados (influencer), incluir el “fxcking” al final de cada frase.

Nuevos códigos de lenguaje que tendremos que desaprender y volver a aprender.

Toca moverse al mismo ritmo. El lenguaje es un ser vivo y evoluciona.

Hay casos y… CASOS, «¿hacemos un ‘break’ para un ‘coffee’?»

Hemos incorporado muchas frases hechas y palabras al día a día en nuestros trabajos, que en ciertos momentos puede resultar ridículas.

Algunas, simplemente, parece que suenan mejor.

Porque queda mucho más ‘cool’.

A los chicos del otro día, es mejor que les de mi ‘feedback’, o revisemos los ‘inputs’, ‘profits’ o ‘cash flow’.

Para no quedarnos relegados al avance y al futuro, también hay que manejar expresiones -aunque signifiquen lo mismo de siempre- que demuestren que seguimos ‘en la onda’.

En mis consultorías hablaremos el mismo idioma.

Nada de ‘action plan’, ‘benchmarking’, ‘road map’ o ‘approach’ a tu negocio.

Nos entenderemos y no nos andaremos con términos para hacer bulto.

Iremos al grano y bien clarito.

Lo que importa son las cifras y los números a final de mes.

¿Qué palabras oyes cada día en tu ‘business’ que te pone de los nervios o te dan risa?

¿Hay alguna expresión que te saca de quicio y no paras de escucharla en las reuniones, ‘calls’, ‘briefings’ o ‘brainstormings’?

Pues dejarme tu comentario si en algo lo ves reflejado en tu empresa.

Además, he subido el artículo a LinkedIn para ver qué opinas o si estás a favor o en contra de hablar este spanglish en el mundo empresarial.

La idea es generar debate y recoger muchas de estas expresiones para que todos nos pongamos al día.

> LINK AL POST EN LINKEDIN

After while, crocodile & See you later, alligator!

Otras noticias relacionadas:

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados

Nunca he sido un experto en Bolsa… y ahora la entiendo menos

Nunca he sido un experto en Bolsa… y ahora la entiendo menos

En un entorno bursátil donde a menudo la información puede parecer un laberinto indescifrable, historias como la reciente maniobra financiera de esta figura americana pueden parecer aún más enigmáticas. Lo leo en un artículo de la BBC. Es una historia de esas que no...

¿Llevas tu empresa en el móvil?

¿Llevas tu empresa en el móvil?

Sabemos que el acceso desde el móvil y la inmediatez de la información son elementos básicos para ser competitivos. A pesar de ello, todavía veo PYMEs que mantienen procesos obsoletos y limitaciones de acceso remoto. Explorar el impacto de la tecnología móvil en la...

Si el dinero no fuera un problema

Si el dinero no fuera un problema

Ya lo dijo el exjugador de la NBA, Larry Bird: “cuanto más entreno, más suerte tengo”. De las reuniones semanales que suelo tener con amigos o clientes, la del martes fue una quedada especial. Esa persona está en mi lista de emails y sus experiencias y forma de ver la...

rodolfo-carpintier-cardom-logo

Email

rodolfo@rodolfocarpintier.com

© 2024 Cardom Digital S.L. by Rodolfo Carpintier